Valle Encantado

El camino a Cachi a partir del paraje El Maray va tomando un color especial, todo el paisaje es de un verde esmeralda, vamos cada vez más alto y una nube, dos y más nos envuelven, estamos subiendo la maravillosa Cuesta del Obispo.

Lo primero que vemos en este camino de curvas es El Torreón de la Cuesta, imponente y rocoso.

Un cóndor andino nos da la Bienvenida.

cóndor en valle encantado

Ascendiendo cada vez más alto el verde lo cubre todo y nos atrapa la mirada hacia el infinito en donde la montaña se funde con el cielo. Atravesamos la Cuesta del Obispo.

Finalmente llegamos al punto más alto La Piedra del Molino a 3348 metros.

piedra del molino
Entre un colchón de nubes las cimas de los cerros se asoman. Es increíble.
Se llama así porque allí hay una piedra de moler que cuando era trasportada se partió en dos y allí se quedó para siempre para dar nombre a este lugar.

Valle Encantado

Ya bajando la cuesta un valle nos hechiza y nos obliga a parar y realizar una breve caminata.
Los peñascos terracotas sobresalen entre el verde, pequeñas lagunas naturales se forman en su interior.
Es el lugar donde viven los cóndores, sobrevuelan bajo y descienden a tomar agua. Se llaman las condoreras.
El encanto del valle en primavera es aún más verde y se cubre de flores multicolores.

valle encantado salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *